No estaban preparados para esto, pero al final se sintieron los más afortunados