Se casó con el asesino de su hermana gemela

Una historia que pareciera sacada de una novela, sucedió y escandalizó a Santa Cruz, Argentina, donde Víctor Cingolani cumple una pena de 13 años por matar a su novia, Johana Casas, y sorprendentemente llegó a enamorar a su hermana gemela, con quien busca tener un hijo.

Víctor y Edith se casaron un 14 de febrero, Día de los enamorados, situación que hizo estremecerse a todo un país, donde ni la indignación generalizada ni las acciones de una madre por salvar a su hija pudieron evitar la unión.

a03 casada gemela

Víctor ya hace planes como constructor, sus socios, otros compañeros de celda.  Ella lo vista tres veces por semana, incluyendo visitas íntimas maritales, y vive en la casa de la hermana de Víctor, su cuñada Claudia.

Johana era una chica de 20 años que iniciaba una carrera como modelo, hasta que su cuerpo apareció con dos balazos en el pecho, la prueba que involucró a Víctor fue la parafina en sus manos, con que se demostró el uso del arma.  Edith llegaba a las audiencias pidiendo justicia por su hermana, tiempo después se anunciaba su casamiento con el ahora condenado.

Para sus padres, las dos hijas han muerto, y como dijo su padre al diario El Clarín “Johana está con Dios y Edith con el diablo”.