El chico que se construyó una estación de radio sin tener conocimientos de ingeniería

Muraad era un joven de quince años que había nacido en Etiopía. Con esa edad, ya tenía que dejar el colegio y trabajar. Así que todos los días salía de su casa con los primeros rayos de sol y volvía caída la noche.

En la cantera donde trabajaba le fascinaban los walkie-talkies de los operarios. No le cabía en la cabeza como se podían comunicar unos y otros sin ningún tipo de cable. Un día, se encontró un libro de la biografía de Guillermo Marconi. Era uno de estos libros que las ONGs prestan a las escuelas, sin embargo nadie los usaba. Él lo leyó como un loco, Marconi está considerado uno de los padres de la radio y explicaba muchas cosas del movimiento de las ondas, su emisión y su recepción.

Cada semana, en su día libre, se recorría a pie los veinte kilómetros de distancia que separaban su pueblo de la capital, e iba a la biblioteca a leer más libros sobre tecnología de radio, incluso construyó en su casa un pequeño receptor con el que captaba una leve señal de una antena de radio vecina.

la radio

Todos en su pueblo sabían de su pasión por la radio y de lo que había conseguido. Un día, Frank, un misionero que estaba de paso para ir a una aldea cercana a llevar comida y medicamentos vio un extraño artefacto en la puerta de una casa. Se quedó muy extrañado y preguntó a un vecino de qué se trataba. –Es la radio de Muraad- dijo amablemente. Frank, que era muy curioso se acercó a la casa a preguntar. Cuando se enteró de la historia de Muraad se quedó fascinado. Él era ingeniero de telecomunicaciones y que un chico sin educación y sin ayuda de nadie hubiese podido construir una radio por sí solo le pareció increíble.

De hecho, tutoró a Muraad varios años más. Lo quitó del trabajo y a cambio de estudiar le pagaba a la familia para que no le hiciera falta su salario.

Hoy en día Muraad se encuentra en el M.I.T. disfrutando de una beca de un año para aprender en el mejor centro tecnológico del mundo.

Historia por: Antonio Torrero