NADIE LE CREÍA: Creó un cómic para contar el abuso que vivió

Ana abandono Guatemala desde joven para buscar una segunda oportunidad de vida, ella logró con mucho esfuerzo y ahorrar para viajar hasta España donde comenzaría desde cero, pero nunca se imaginó que viviría la peor pesadilla de su vida. Un maestro de universidad comenzó a ser amigo, pero cuando Ana le tomó confianza, él se aprovechó y comenzó abusar de ella en repetidas ocasiones.

La historia de millones de mujeres

Lo que le paso a la pobre Ana, es una realidad que viven millones de mujeres al día, el acoso callejero, maltrato, machismo y el abuso son todavía maldiciones que acechan a todas las mujeres del mundo.

Ana quería tener la oportunidad de estudiar, trabajar y crear una vida diferente en España, ella nunca se imaginó que a aquel hombre tan amable fuera su abusador durante años.

Durante repetidas ocasiones Ana fue víctima de abuso y cuando ella tuvo el valor de denunciarlo la policía no le creyó, le dijeron que ella tenía la culpa.

Pero su voz no se hizo callar y creo este cómic que hoy millones de chicas apoyan con el hashtag #YoTeCreo a continuación, les presentamos el cómic que hoy le ha dado el valor a miles de chicas de enfrentar a sus abusadores:

El cómic compara Ana con una muñeca

ana1

En cada ilustración muestra el horror que vivió Ana 

ana2

El hombre abusaba de ella incluso cuando estaba durmiendo segura en su hogar

ana3

Abusaba de Ana

ana4

Jugaba con su mente siempre…

ana5

La obliga hacer cosas impensables…

ana6

Siempre destruía su autoestima

ana7

La hacía ver cosas impensables y someterla a lo peor

ana8

Ana no sabía qué hacer ante esta situación

ana9

Un día le contó una amiga lo que le pasaba

ana10

Ella le dio valor para que denunciara aquel hombre… pero la justicia no le creyó nada

ana11

Gracias al cómic que creó Ana miles de chicas han confesado que han sido abusadas y hoy existe una red de apoyo entre aquellas mujeres que han sufrido como Ana, no seamos parte de la injusticia y denunciemos.

Visto en: upsocl.com