Connect with us

Dos hermanos aprendieron a sumar sus talentos para lograr el éxito

Historia

Dos hermanos aprendieron a sumar sus talentos para lograr el éxito

Alan y Bobby eran dos hermanos gemelos criados en el seno de una familia humilde pero a los que nunca les faltaba nada y estudiaban en los mejores colegios. Su padre era minero y su madre lo mismo limpiaba casas que cuidaba a personas mayores, todo para ofrecerle a sus hijos un mejor futuro y se convirtieran en buenos profesionales. No obstante, siempre les recordaban que conseguir una meta conllevaba un esfuerzo y un trabajo y que nada era regalado.

Desde pequeños, ambos hermanos han sido buenos estudiantes pero a Alan lo felicitaban por su constancia y a Bobby por su inteligencia. Bobby lo dejaba siempre todo para lo último, estudiaba el día de antes para los exámenes, hacía los deberes horas antes de entregarlos e incluso se inventaba exposiciones sobre la marcha.

Por el contrario, Alan necesitaba dedicarle más horas a todo y si eso significaba sacrificarse y no poder salir a jugar no le importaba, su fuerza de voluntad era mayor. Lo que nunca conseguía entender Alan es como a pesar de todo su esfuerzo y constancia sus resultados eran más bajos que los de Bobby, al cual solo le importaba jugar y salir a la calle, y nunca tenía tiempo para ayudar a su hermano.
image

Se hicieron mayores, ambos consiguieron llegar al instituto donde le esperaban dos años clave donde tenían que estudiar mucho y competir con el resto de compañeros para poder acceder a la carrera profesional que querían. Alan, como de costumbre, lo llevaba siempre todo al día y Bobby lo dejaba todo para lo último.

Llegó el día de enfrentarse al primer examen, Alan se sabía todas las preguntas pero estaba preocupado porque veía a su hermano nervioso, resoplando y sin escribir. Cuando terminaron, Bobby le contó a Alan lo sucedido, no le había dado tiempo a estudiarse todo el temario y apenas se acordaba de nada. Alan no lo dudó ni un segundo y ayudó a su hermano durante todo el curso, le enseñó a estudiar y a ser constante y descubrieron que juntando las virtudes de ambos formaban mejor equipo.

Historia por: Antonio Torrero

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top