David, el hombre que tomó lo peor de la vida y alcanzó el éxito

David era el menor de tres hermanos de una familia humilde. Muy gracioso y extrovertido siempre era la alegría de la familia. Le gustaba mucho la cocina y los fines de semana ayudaba a su madre a cocinar.

En el colegio tenía un montón de amigos. No era muy buen estudiante aunque los profesores lo querían mucho, ya que siempre tenía una sonrisa que regalarte o una palabra amable para ayudarte.

Tuvo muchos infortunios en la vida. Su padre cayó enfermo, por lo que él y su hermano tenían que trabajar a la salida del colegio para ayudar en casa. Él decía que mejor así, porque no sólo aprendía las cosas de la escuela. Como no podían pagar el alquiler de la casa donde vivían porque el sueldo no era suficiente, el banco les embargó, y tuvieron que mudarse a unas viviendas de ayuda social que le había dado el ayuntamiento. David trataba de animar a la familia diciéndole que de esta forma conocerían más partes del mundo.
image

Siempre tenía un punto de vista muy positivo, lo que le hacía no estancarse en la vida y seguir adelante. Aunque de repente le llegó su peor momento. Su madre fallece en un accidente. Con su padre enfermo y huérfano de madre David cayó en la tristeza. Amaba a su madre y los momentos que pasaba con ella en la cocina. No sabía que iba a hacer ahora sin ella, aunque un día se despertó y dijo, – quizás mi madre me haya dado ahora toda la responsabilidad de la cocina.

Y ya ves que sí la cogió. Se empleaba a fondo y comenzó  a trabajar de cocinero en varios restaurantes. A todos los dejaba asombrados con su positividad hasta que por fin decidió abrir el suyo propio.

Era un restaurante pequeño, íntimo, aunque con una comida exquisita. Por toda la sala había fotos de su familia, y la carta estaba inspirada en las recetas que su madre le enseñó. Gracias a este punto de vista, David salió adelante porque nunca dejó que las situaciones pudieran con él. Ah por cierto, el nombre del restaurante era “La Oportunidad”. ¡Cómo no!

Historia por: Antonio Torrero