Gary Lineker, el inglés que defecó en plena Copa del Mundo

Hay de percances a ¡percances! Como aquella tarde en que se enfrentaban Inglaterra e Irlanda en la Copa del Mundo y fuimos testigos de una curiosa imagen que muchos nunca llegamos a descifrar hasta que escuchamos el testimonio de su protagonista.

Gary Lineker corría por la banda y cuando todos pensábamos que alcanzaría al rival para armar el ataque, cayó en la grama y se quedó sentado unos instantes, sin levantarse se arrastró unos metros en la grama y luego continuó.

Años después, ante la curiosa escena, confesó su anécdota.  Había defecado en el campo de juego, afirmó que se encontraba mal durante el entretiempo y al intentar sobrepasar al rival “me estiré y me relajé”, dijo entre risas a la BBC.  A ello agregó: “tuve la fortuna que había llovido la noche anterior, lo que me permitió hacer algo, pero estaba sucio… nunca antes había tenido tanto espacio en un partido como ese día”.

En aquel duelo, el propio Lineker abrió el marcador cuando aun no había sucedido el singular percance.  Esto sucedió cuando el partido se encontraba 1-0, aunque terminó empatado 1-1.

Acá te dejemos el video, por si no recuerdas ese duelo de Copa del Mundo: