Sufrió una grave quemadura en su rostro y años después se quitó la máscara

Hay vidas ejemplares como la que presentamos en la siguiente historia, seguramente te sorprenderás.

Ella es Dana Vulin, una mujer australiana que una noche estaba en una fiesta platicando con un hombre.  Instantes después otra chica celosa la roció con alcohol y le prendió fuego a su cuerpo, quien fue condenada a 17 años de prisión.  Dana, de 28 años de edad, estaba cubierta por quemaduras de tercer grado en dos terceras partes de su cuerpo, pero como pocas personas en este mundo, no se dejó vencer.

Tal fue el daño, que tuvo que someterse a varias cirugías y hasta utilizar una máscara y traje especial para protegerse, pero su esfuerzo valió la pena, hoy es una vida ejemplar.

Esta fotografía muestra un antes y un después, una imagen verdaderamente desoladora.

4

Si ello fuera poco, a Dana le diagnosticaron cáncer de cuello uterino durante el tratamiento, pero decidió seguir de frente y se operó, el resultado fue un éxito y un camino más promisorio.

5

Durante 30 meses debió usar esta máscara y un traje especial por la gravedad de las heridas, ella misma se identificaba como “una persona sin rostro”.

6

Si mostrar su rostro era suficiente para admirarla, Dana fue más allá y decidió hacerlo en televisión y caminar por una pasarela de modas.  Una actitud digna de imitar.

7
8

Hoy en día es un ejemplo para salir adelante ante cualquier situación, no importa la adversidad, sin duda es la actitud la que nos saca adelante.

Visto en: upsocl.com