Conoce a la pequeña Olivia: la niña que no come, ni duerme ni siente dolor

Olivia Farnsworth, es una pequeña niña británica que parece desafiar a todas las leyes de la medicina. La ciencia se ha visto deslumbrada, al conocer el extraño caso de esta pequeña niña que ni siquiera sabe lo que es el miedo. Olivia, parece acaso un ser de otro mundo, al no necesitar de la comida ni del sueño, entre otras necesidades básicas de cualquier ser humano.

Los padres y médicos de Olivia, se vieron totalmente sorprendidos, cuando luego de ser atropellada brutalmente por un coche, la pequeña niña de tan solo 7 años, se levantó, sin tan siquiera derramar una sola lágrima, preguntando qué es lo que estaba sucediendo.

la niña que no duerme

Los médicos han constatado, que estas irregularidades en el sistema nervioso de Olivia que ocasionan entre otras cosas, que no sienta hambre ni sueño, se deben a un pequeño defecto cromosómico, que altera por completo el estilo de vida de la niña. Esta alteración en los cromosomas de Olivia, se debe únicamente a una cuestión genética hereditaria, y la probabilidad de que esto ocurriera, es asombrosamente de 1 en 5 mil millones de personas.

La “niña biónica”, así denominada por quienes la conocen, es la única persona en el mundo, que posee esta anomalía en su sistema cromosómico.

Los padres de Olivia, aseguran que desde pequeña, la niña presentaba ciertas características y actitudes demasiado fuera de lo común, como por ejemplo, el hecho de no llorar nunca, o de no sentir el más mínimo dolor cuando se lastimaba.

Los médicos de Olivia, han asegurado que la niña no conoce el peligro, ni la sensación del miedo. La niña aún sigue siendo considerada por la ciencia, como objeto de estudio primordial, a la hora de conocer más sobre este extraño padecimiento.