De niña rata a supermodelo

El bullying es una de las más crueles manifestaciones de violencia y discriminación, por su dificultad para erradicarla y las consecuencias que pueden derivar de este fenómeno, por ello historias como esta nos hacen creer que la vida compensa, y a veces en grande.

n81

Al menos así fue para la supermodelo de Chanel, Molly Bair, quien sufrió los vejámenes de la niñez y adolescencia, recibiendo apodos como niña rata o alien, por sus rasgos tan únicos y especiales.  La famosa decidió mostrar su historia, pues era criticada por sus orejas grandes, cuerpo de adolescente con piernas largas y delgadas, y su 1.82 metros de estatura.

Así paseaba en un mercado de Nueva York cuando fue descubierta e inicio una brillante carrera, cotizada por diseñadores como McQueen, Wang, Prada y Gucci.  Así que la vida le compensó y en grande.

n82

Visto en: elmeme.me