Perro debe $2.50 por pasaje de bus

Un husky andaba suelto por las calles de Dartmouth, Canada. Un buen samaritano, al verlo extraviado, llamó a Control Animal para que lo recogieran. En ese momento pasaba un bus de la zona, y el conductor Gerry O’Donnell, al ver que Control Animal duraría mucho en llegar, decidió roper con el protocolo.keiko

Lo llevó a casa en el bus. Keiko se llamaba el perro, que muy tranquilo, sentado en uno de los asientos de pasajeros, viajó de vuelta a casa. Keiko regresó a salvo a casa gracias a O’Donnel, que es un amante de los animales.

Con la foto, en son de broma dijo:

“Todavía me debe $2.50 del pasaje de bus”