Las personas optimistas tienden a llegar tarde

Llegar tarde a un evento o cita puede ser considerado una falta de respeto hacia los presentes. Pero según un estudio de la Universidad de San Diego, en Estados Unidos, la impuntualidad está relacionada a las personas optimistas. Así que si sueles llegar tarde a todas partes y haces enojar a la gente, realmente te estás beneficiando de cierta forma.

Los investigadores descubrieron que quienes llegan tarde a sus compromisos son más optimistas, y por ende, creen que pueden hacer muchas cosas a la vez aunque signifique tener el horario un poco atrasado. Además, el optimismo tiene beneficios para la salud: reduce el estrés, disminuye el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares y fortalece el sistema inmunológico.

large-15

Ser optimista promueve la creatividad, el trabajo en equipo y productividad de la persona, ya que ve el lado positivo de todo. Además, sin importar qué tan tarde lleguen, tendrán una actitud relajada y en el futuro siempre habrá nuevas oportunidades y retos por superar.

A pesar de que la impuntualidad forma parte de un rasgo aparentemente bueno, no todos están de acuerdo. Algunas culturas ven el retraso como una falta de ética por eso de que el tiempo es oro, mientras que en otras se toman el asunto más a la ligera.

Encontrar el balance perfecto es lo mejor que un “optimista” puede hacer. Aun cuando se mantengan calmados, el disgusto se lo lleva quien ha estado esperando. En algún momento de nuestra vida tocará llegar a tarde a un sitio, pero hay que tratar de cumplir con los horarios y considerar a los demás.

Fuente: upsocl.com