El rayo que mató a un equipo entero

Destino o casualidad, no sabemos, lo cierto es que un juego en la República Democrática del Congo terminó en tragedia cuando un rayo cayó sobre el césped y los 11 jugadores del mismo equipo perdieron la vida.

El juego se dio en 1998 y el marcador estaba igualado a una anotación por bando.  De local jugaba el equipo Bena Tshadi, el visitante era el Basanga.  Los caídos fueron los 11 locales, mientras que el misterio rodeaba al ver que los 11 jugadores contrarios que quedaron ilesos.

Inmediatamente los medios africanos hablaban de sucesos paranormales y de brujería, ya que la región donde ocurrió este hecho es conocida por sus hechiceros para intentar perjudicar a los rivales.

Una opción que nunca se logró confirmar es la suposición de que los jugadores locales utilizaban tacos metálicos y la misma marca de zapatos, siendo este un conductor de las descargas eléctricas que provocaron los decesos, pero no se estableció con certeza si del equipo contrario había jugadores que también llevaran tacos metálicos.

Además, al día siguiente de este acontecimiento, sucedió otra situación similar, en la que hubo varios heridos pero ningún muerto, lo curioso es que en ese otro duelo los afectados fueron todos del equipo visitante.